Admiten que procuradurías y fiscalías tienen carpetas de investigación con información incompleta o incorrecta

En México hay 35 mil cuerpos sin identificar en los Servicios Médicos Forenses (Semefos), fosas comunes y panteones ministeriales, reconoció el subsecretario de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación, Rafael Adrián Avante Juárez, antes de reunirse con el comisionado Nacional de Búsqueda, Roberto Cabrera Alfaro, colectivos y familiares de víctimas, y autoridades del estado.

Previo a la llegada de las autoridades locales, los colectivos y familiares de víctimas expusieron las anomalías en la búsqueda y localización de personas desaparecidas y sostuvieron la falta de confrontación de las bases de datos de personas desaparecidas, no identificadas y de los Semefos en el país.

“Tenemos 35 mil cadáveres sin identificar y alrededor de 30 mil denuncias por personas desaparecidas, por lo que es imperante tener las fichas digitales de ambos casos y seguramente habrá una cantidad importante de coincidencias”, declaró Avante Juárez.

El subsecretario gubernamental de Derechos Humanos admitió que fiscalías y procuradurías presuntamente tienen sus carpetas de investigación, pero con información incorrecta o incompleta, lo que complica aún más su identificación.

A la prensa declaró que buscan la colaboración de los tres niveles de gobierno para tener una reacción activa inmediata, porque “cuando una persona es privada de su libertad, y no tuvimos la capacidad de respuesta para evitar que esas personas se conviertan en desaparecidas, entonces debemos incidir en el cruce de información para obtener su perfil genético”, abundó.

Avante Rodríguez reconoció la apertura de las autoridades locales al escuchar las observaciones de los familiares de víctimas, situación que no observó en entidades como Querétaro, donde las autoridades están renuentes a abrir la información.

El funcionario federal comentó que en los pocos meses que lleva al frente de la subsecretaría ha recorrido diversos estados para conocer e identificar situaciones similares, necesidades de los familiares y omisiones de las autoridades, con el fin de remediarlas pero también, aseguró, para fincarles responsabilidades a los involucrados en el retraso.

Expuso que su encuentro con los familiares de víctimas es para que ellos tengan un real acceso a la justicia, conozcan la verdad histórica y obtengan la reparación del daño.

con información de: www.eluniversal.com.mx

Opina