En este municipio de los Valles Centrales, tierra del Maestro Rodolfo Morales, gente trabajadora como amas de casa, jóvenes y profesionistas demostraron a Raúl Bolaños Cacho Cué, candidato de la coalición “Todos por México” al Senado de la República, que es el esfuerzo diario, la única fórmula para salir adelante.

Durante un recorrido por los distritos de Zimatlán y Ocotlán, acompañado de la candidata al Senado en la segunda fórmula por los partidos Revolucionario Institucional, Verde Ecologista de México y Nueva Alianza, Sofía Castro Ríos y la candidata a Diputada Federal por el Distrito IV, Felícitas Hernández Montaño; Bolaños Cacho Cué conversó con representantes de diferentes sectores de la sociedad, escuchando sus necesidades, sus propuestas y haciendo equipo para que la voz de Oaxaca suene fuerte en el Senado.

“Este es un proyecto que quiere reunir las voces de todos ustedes. Estamos aquí para escucharlos más que para hablar, porque son ustedes, sus familias y sus necesidades quienes estarán representadas en el Senado”, aseguró.

Fue en el Mercado “Leoncio González” de Zimatlán donde Bolaños Cacho conoció a Concha, una joven muy trabajadora que demostró tener la determinación para forjar su desarrollo al margen de dádivas o apoyos populistas.

“Yo no quiero que me paguen por no trabajar, quiero que confíen en mí como una joven emprendedora”, señalaba enérgica ante la mirada de comerciantes y usuarios del centro de abasto popular.

La emoción se desbordó cuando Concha, convencida, decidió cambiarse la camiseta que vestía y ponerse la de “Todos por México”, mostrando su apoyo al proyecto de trabajo en equipo, rechazando aquellas voces que incitan al odio y la confrontación.

“Yo te creo Raúl, no tengo duda que contigo ganamos”, aseguró contenta mientras mostraba emocionada su nueva playera, comprometiendo al abanderado de PRI, PVEM y Panal a corresponder al voto de confianza de ella y su familia y trabajar con dignidad a favor de los oaxaqueños y los mexicanos desde la Máxima Tribuna del país.

Opina