Con un llamado a cada candidato presidencial, más de 300 representantes de ONG pidieron la firma del Pacto por la Primera Infancia.

Con un llamado personal a cada candidato presidencial, más de 300 representantes de organizaciones civiles de todo México pidieron la firma del Pacto por la Primera Infancia.

La iniciativa consta de un decálogo detallado de acciones para garantizar la atención de los 11 millones de mexicanos entre 0 y 5 años, edad crucial para el ser humano debido al desarrollo de la arquitectura cerebral.

“Invertir en la primera infancia genera un alto retorno social y económico, e incide de manera positiva en la productividad, la salud y la seguridad pública”, aseguró José Ignacio Ávalos, miembro del consejo directivo del Pacto por la Primera Infancia.

“Le ofrecemos nuestra experiencia y conocimiento, al tiempo que le invitamos que pase de las promesas a las acciones. ¡Firme el pacto!”.

El Pacto compromete al próximo Presidente a incluir el decálogo en su Plan Nacional de Desarrollo, así como a informar de los avances en su Informe Anual de Gobierno.

La sociedad civil, por su parte, se compromete a formar mesas de trabajo con el equipo de transición y apoyar en implementar la ruta de acción en todo el País.

El decálogo contempla reducir en 45 por ciento el número de infantes en pobreza; en 9 por ciento la desnutrición crónica y a 17 por ciento la anemia.

Además, incrementar la lactancia materna exclusiva a 45 por ciento; a 90 por ciento del número de niños con desarrollo infantil adecuado, y a 90 por ciento el registro de nacimiento.

En cuanto a la violencia contra la niñez, se prevé disminuir en 20 por ciento el maltrato infantil y en 50 por ciento tanto la violencia sexual como los casos de desaparición.

Éste es el tercer lanzamiento del Pacto, que también fue firmado por los entonces candidatos a la Gubernatura de Oaxaca y el Estado de México, y que ahora forma parte de sus Planes Estatales de Desarrollo.

Al evento acudieron los representantes de los candidatos, con quienes se realizó una rifa para determinar el orden en que firmarán el Pacto la próxima semana.

Opina