Cerca de 700.000 sirios se han visto forzados a abandonar sus casas este año por los conflictos en diferentes regiones del país, dijo el martes la autoridad de la ONU que coordina la respuesta a la crisis.

“Estoy profundamente preocupado por el enorme desplazamiento actual de cerca de 700.000 sirios desde el inicio del año por las persistentes hostilidades en el país”, indicó en un comunicado Panos Moumtzis, coordinador regional de ayuda humanitaria para la crisis en Siria.

Más de 400.000 personas han sido desplazadas por operaciones militares en la región norteña de Idlib, así como 133.000 desde Guta Oriental, cerca de Damasco. La violencia continúa en el sur de Damasco y en la provincia norteña de Homs, así como en el noreste y sur de Siria.

Reuters
Reporte de Tom Miles; Editado en español por Ana Laura Mitidieri

Opina