El Rebaño saca el empate 0-0 y avanza por 1-0 global a la Final, donde podría enfrentar al América

Chivas obtuvo un sufrido empate 0-0 en casa de los Red Bulls de Nueva York y avanzó a la Final de Concachampions gracias al global 1-0.

Tanto Chivas como Red Bulls usaron los mismos cuadros iniciales de la ida, con excepciones obligadas por acumulación de tarjetas o expulsiones.

Chivas no pudo contar con Jair Pereira y los Red Bulls no pudieron alinear a Collin y Muyl.

Durante los 90 minutos, los neoyorquinos impusieron un juego físico y velocidad que Chivas nunca pudo superar.

Los Red Bulls ganaron cada pelota dividida, y presionaron en todas las zonas del campo, creando constantemente situaciones de superioridad numérica.

El Rebaño no logró hilvanar más de cuatro pases en toda la primera parte y no generó ocasiones de gol.

Los locales se dieron un festín ante un Rebaño impotente y dispararon a puerta diez veces en el primer tiempo. Sólo los errores en la definición y los aciertos del portero Cota salvaron a los rojiblancos.

En la segunda parte, Chivas mejoró ligeramente, generando sus primeras jugadas de gol y obteniendo sus primeros tiros de esquina, aunque los Red Bulls no cesaron en su asedio al área rojiblanca.

Sufriendo hasta el último segundo, esta versión inédita del Rebaño, defensivo y temeroso al ataque, obtuvo el 0-0 y el pase a la Final, en la que se enfrentará al ganador de la serie entre América y Toronto FC.

Opina