Tropas afganas realizaron un operativo en la provincia de Helmand, al sur del país; entre los liberados hay cinco mujeres y dos niños

-Las fuerzas especiales afganas rescataron a 105 civiles de una prisión de los talibanes en la provincia de Helmand, en el sur de Afganistán, en una operación nocturna en la que además murieron cuatro insurgentes, informaron hoy a fuentes oficiales.

El portavoz del Cuerpo de Fuerzas Especiales del Ejército, Abdul Qayum Nuristani, indicó a Efe que la operación tuvo lugar anoche en el distrito de Kajaki, y que entre los 105 rescatados hay cinco mujeres y dos niños.

“No había miembros de las fuerzas de seguridad entre los liberados, todos eran civiles inocentes que han permanecido cautivos durante meses”, agregó.

Un oficial de comunicación del Ministerio de Defensa, Rasoul Muhammad Sapi, dijo a Efe que “la mayoría de los prisioneros fueron encarcelados acusados de ayudar al Gobierno, no aceptar las ordenes de los talibanes y no pagar las extorsiones de los insurgentes”.

El Ministerio de Defensa afgano indicó en un comunicado que en la operación murieron cuatro talibanes encargados de la vigilancia de la prisión y otro fue capturado, mientras que las fuerzas de seguridad no sufrieron bajas.

El portavoz de los talibanes, Zabihullah Mujahid, confirmó a través de la red social Viber la operación de las fuerzas afganas y la liberación de los prisioneros, asegurando que todos ellos estaban encarcelados por actividades criminales como asesinato y robo.

El final de la misión militar de la OTAN en Afganistán a principios de 2015 supuso un avance del control territorial de los talibanes en varias zonas del país, especialmente en provincias como Helmand.

De acuerdo con información difundida a final del año pasado por el Inspector Especial General para la Reconstrucción de Afganistán (SIGAR) del Congreso de Estados Unidos, el Estado afgano tiene control de alrededor del 56% del país, los talibanes dominan un 11% y el resto es territorio en disputa.

Opina