Ejecuciones y elecciones en Oaxaca

Ejecuciones y elecciones en Oaxaca

Hace menos de una década la Entidad Oaxaqueña no vislumbraba el fenómeno que hoy parece ser el denominador común en el resto del país la “narcoviolencia”es producto de la crisis nacional en el tema de Seguridad Publica, hoy este fenómeno ha permeado los diferentes esferas sociales, los medios de comunicación y redes sociales dedicados a dar las noticias de nuestra identidad han ido registrando el aumento de actos criminales relacionados con grupos del crimen organizado, las regiones más afectadas por estos actos son la Cuenca del Papaloapan, la Costa, la Mixteca y el Istmo de Tehuantepec en especial Juchitán de Zaragoza que ocupa el noveno lugar de los 10 municipios más violentos del País.

Según datos tomados del Secretariado ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Publica, en Juchitán mueren 91 personas por cada 100 mil habitantes en actos considerados violentos, en Tuxtepec la tasa de homicidios es de 49 personas por cada 100 mil habitantes, estos datos durante el 2018, estos decesos en su mayoría están tocados por actividades ilícitas ya que tienen relación directa e indirecta con grupos del crimen organizado o como comúnmente le llamados “carteles”, este fenómeno violento se debe a la inestabilidad de control de plazas de estos grupos,  principalmente en la incapacidad del Estado Mexicano para realizar el trabajo dentro del Estado de derecho que garantice la Seguridad de Todos los Mexicanos, ya que los actores principales para erradicar estos actos han minimizado la problemática obedeciendo a situaciones políticas y electorales, en Oaxaca a principios de año el Cartel Jalisco Nueva Generación irrumpió en calles de Loma Bonita, esto se documentó mediante videos y material fotográfico publicado en grupos y plataformas digitales (Facebook y Twitter), sin embargo nuestro Fiscal General Rubén Vasconcelos Méndez se pronunció mediante una conferencia de prensa donde tajantemente dijo “Podemos afirmar que ningún cartel está establecido en Oaxaca, pero que no significa que no exista pugna entre células delictivas que buscan y pelean espacios”, así también el secretario de seguridad pública, José Raymundo Tuñón Jáuregui el 21 de marzo negó contundentemente que existiera grupos del crimen organizado en Oaxaca.

Las cifras en crímenes han aumentado de manera acelerada en todo el territorio oaxaqueño, en el año 2017 se cometieron 332 homicidios intencionales de enero a abril del año en curso ,en los 4 primeros meses se han cometido 415 homicidios intencionales, según datos del Instituto Nacional de Estadísticas, lo significa un 20% de aumento en relación a años anteriores, de estas cifras al menos el 70% de estos crímenes son cometidos por grupos delictivos relacionados con el narcotráfico, el secuestro, la extorsión y el tráfico de personas, según datos de la consultora Etelekt, en consecuencia de pugnas internas y control de plazas con bandas rivales.

No es sorprendente que la Política oaxaqueña ha permitido el entrometimiento de actores criminales que buscan asentar su poder sobre la población y así legitimar la imagen de estos cacicazgos dedicados al crimen para poder realizar las actividades ilícitas a las que se dedican. Recientemente la sociedad oaxaqueña se estremeció al enterarse del homicidio de dos jóvenes mujeres y un tercero a manos de supuestos sicarios que podría leerse como ajuste de cuentas al Cartel de Juchitán liderado por Juan Terán Regalado padre de la occisa Pamela Terán Pineda candidata a segunda Concejal por el municipio de Juchitán de Zaragoza.

El Gobernador del Estado de Oaxaca Alejandro Murat Hinojosa a poco más de 24 horas de estos actos, en una acción tardía lanza la “Fuerza especial de Seguridad Oaxaca” con 500 elementos mixtos entre el Estado y la Federación desplegados en la región del Istmo de Tehuantepec principalmente, recordando quizá el 2 de Diciembre del año 2006 día en que se declaró la guerra al Narcotráfico mexicano por el entonces Presidente de México Felipe Calderón Hinojosa, el Mandatario Oaxaqueño respondiendo a la presión social y a la imagen que obtendrá su partido en las próximas elecciones del 1 de Julio espera contrarrestar los actos delictivos que tienen a la región istmeña sumida en la desesperanza.

Opina

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*