CARTA ABIERTA:

C. ODÓN CRISÓFORO ARAGÓN AMBROSIO
PROPUESTA DE SUPLENTE A SÉPTIMO CONCEJAL
DE LA PLANILLA INDEPENDIENTE DE LA VILLA DE ZAACHILA.

A TODA LA PLANILLA DEL CANDIDATO INDEPENDIENTE RIGOBERTO CHACÓN PÉREZ.

A LA OPINIÓN PÚBLICA.

La que suscribe, DULCE LAURA MELCHOR DÍAZ, propuesta a Segunda Concejala de la Planilla de la Coalición “Juntos Haremos Historia”, para la Elección Municipal en el Proceso Electoral 2018 para ésta Villa de Zaachila, me dirijo a Usted, C. ODÓN CRISÓFORO ARAGÓN AMBROSIO, propuesta de suplente a Séptimo Concejal de la planilla independiente, para manifestarle respetuosamente, el posicionamiento de la suscrita, respecto a la publicación que usted compartió en sus redes sociales, a saber, en su cuenta personal de Facebook:

El Artículo 1° de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos a la letra dispone lo siguiente:

CONSTITUCIÓN POLÍTICA DE LOS ESTADOS UNIDOS MEXICANOS

Artículo 1°…

“…Queda prohibida toda discriminación motivada por origen étnico o nacional, el género, la edad, las discapacidades, la condición social, las condiciones de salud, la religión, las opiniones, las preferencias sexuales, el estado civil o cualquier otra que atente contra la dignidad humana y tenga por objeto anular o menoscabar los derechos y libertades de las personas.”

Del numeral antes transcrito, se desprende que ningún individuo puede ser discriminado y/o señalado entre otras cosas, por sus preferencias sexuales.

No obstante lo anterior, el día de hoy 20 de junio de 2018, usted mediante su cuenta personal de Facebook procedió a compartir una publicación en la que se señala tanto a mis compañeros de planilla como a la suscrita, con calificativos ofensivos, hostiles y peyorativos, resaltando en el particular, que en dicha publicación se me profiere como “MACHORRA”, al efecto, me permito insertar captura de pantalla, de donde se desprende lo antes mencionado:
Derivado de lo anterior, me permito externarle que como ciudadanos(as), al ser aspirantes a desempeñar un cargo de elección popular y ser funcionarios públicos, tenemos inconcusamente la obligación de asumir una conducta que respete todos y cada uno de los derechos humanos reconocidos en los ordenamientos legales, para no realizar, promover, difundir, compartir y en general, contribuir a circular discursos de odio, en los que se utilicen expresiones homofóbicas, esto es, que impliquen una incitación, promoción o justificación de la intolerancia hacia personas con preferencias sexuales diversas, ya sea mediante términos abiertamente hostiles o de rechazo, o bien, a través de la ofensa.

Por lo anterior, condenamos enérgicamente su comportamiento antijurídico, al contribuir compartiendo publicaciones en donde en dos ocasiones se utiliza la palabra “machorra” para referirse despectivamente a mi persona.

No entendemos desde nuestras posiciones cómo es que usted, siendo aspirante a ocupar un cargo público, contribuya fomentando un trato desigual, de odio, con violencia política y de género en contra de una comunidad ya de por sí vulnerada en sus derechos humanos.

Si bien, usted en lo individual puede o no estar a favor de la existencia de la comunidad LGBTI+, o de las parejas del mismo sexo, sin embargo, ello no lo faculta para llamar de forma denigrante y hostil a quienes en ejercicio de nuestros derechos humanos decidimos cómo y con quien compartir nuestra vida, puesto que dichas conductas, contribuyen a la estigmatización y la discriminación contra la comunidad diversa, generando así que a éstas les resulte mucho más difícil remover las discriminaciones en ámbitos como el político.

Asimismo, para todos los efectos a que hubiese lugar, le externo que entiendo que las diferencias nos asusten y nos den miedo, sin embargo, ello no debe ser excusa para repetir desde el desconocimiento expresiones que incitan al odio, por lo cual me permito compartirle la siguiente información:

1) Al 35% de la comunidad LGBTI+ se le ha negado alguna vez empleo, a 26% se le despidió y un 35% ha sufrido discriminación por sus compañeros y jefes de trabajo;
2) El 67% han sido víctimas de bullying homofóbico en escuelas públicas y privadas, de acuerdo con información de la Unesco y,
3) Entre 2014 y 2016, 202 personas fueron asesinadas en México por su orientación sexual o identidad de género.
4) Nuestro país ocupa el segundo lugar a nivel mundial, sólo por debajo de Brasil, en homicidios contra miembros de la comunidad trans.

Por lo anterior, lo exhorto para que en un ejercicio responsable y respetuoso de su posición y para efecto de evitar generar, promover y contribuir a la violencia política de género, evite realizar, compartir y en general llamar a la suscrita y a cualquier individuo de ésta y cualquier comunidad, bajo calificativos hostiles y peyorativos, puesto que al igual que muchos ciudadanos de ésta Villa de Zaachila, deseo que exista respeto, no sólo para la comunidad LGBTI+, sino también para las mujeres, para los niños y niñas, para personas con capacidades especiales y añoro un Zaachila donde el respeto sea el máxime de espacios públicos y privados, no olvidemos como principio y máxima fundamental de rectitud que “EL RESPETO AL DERECHO AJENO ES LA PAZ”.

Así también, me dirijo con respeto al C. Rigoberto Chacón Pérez, para pedirle tome una postura seria y responsable respecto a la forma en que parte de los integrantes de su planilla, señalan despectivamente a miembros y a la comunidad LGBTI+, asimismo, lo exhorto para que haga un llamado a las personas de su equipo, en especial al señor ODÓN CRISÓFORO ARAGÓN AMBROSIO, para que se abstengan de publicar, compartir y utilizar el tipo de peyorativas de que se vienen hablando.

De la misma manera, persuado a las mujeres que forman parte de la planilla independiente, para que no solapen actitudes que fomentan la violencia política y de género.

Queremos vivir en un Zaachila de respeto y tolerancia, en donde todas y todos podamos convivir en un ambiente de no discriminación, pues es un tema que se encuentra en todo el municipio y esperamos que quienes lleguen a ser nuestras autoridades, gobiernen de forma equitativa y ética, garantizando para todas y todos los derechos humanos previstos en nuestra Carta Magna.

Opina