Ignora 39% que tiene VIH

Ignora 39% que tiene VIH

Sólo 61% de mexicanos con VIH sabe que padece la enfermedad, por lo que se requiere mejorar las estrategias de diagnóstico, apunta experta.

Sólo 61 por ciento de personas con VIH sabe que padece la enfermedad y el resto lo ignora, por lo que México no alcanzará la meta 90-90-90 impulsada por Onusida y la OMS, y a la cual se comprometió el Gobierno federal, estima Brenda Crabtree, investigadora del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición.

La meta firmada en 2015 planteaba que para 2020, el 90 por ciento de todas las personas con VIH estuvieran diagnosticadas en el País; de ellas, que el 90 por ciento tuviera tratamiento antirretroviral, y de éstos últimos, el 90 por ciento lograra el control del virus.

No obstante, de acuerdo con el informe del Centro Nacional para la Prevención y control del VIH y Sida (Censida), de los 230 mil mexicanos con VIH que se estima hay en el País, han sido diagnosticados 141 mil, es decir, 61 por ciento; de ellos, están en tratamiento 93 por ciento, y 77 por ciento logró la supresión viral.

“Si bien en los últimos años, la proporción de personas que viven con VIH y lo saben se ha incrementado, este parámetro sigue representando la mayor brecha a disminuir.

“Si pretendemos elevar la proporción de personas diagnosticadas, debemos mejorar las estrategias implementadas hasta ahora. Fomentar el testeo rutinario, comunitario, al alcance de cualquiera, libre de discriminación y estigma”, considera Crabtree.

La también presidenta científica local de la Décima Conferencia de la Sociedad Internacional de Sida, que se realiza en la Ciudad de México del 21 al 24 de julio del 2019, considera que se debe implementar en México la estrategia PREP, que se refiere al uso de antirretrovirales en forma preventiva en personas en riesgo de adquirir VIH, como ocurre en países desarrollados.

“Esta herramienta permite ampliar los esfuerzos preventivos mas allá de los métodos conocidos como es el uso de preservativo. Es importante por tanto, sensibilizar a la población que es candidata a beneficiarse de dichas estrategias.

“Debemos aspirar a impulsar estos proyectos, tanto la comunidad científica y la comunidad que vive con VIH, para que los programas de VIH incluyan PREP como una estrategia de prevención a nivel nacional”, remarcó.

Crabtree, también secretaria del Consorcio en Investigación de VIH/SIDA y Tuberculosis, advirtió que la sustentabilidad económica del programa de provisión de antirretrovirales en los distintos sistemas de salud en un ambiente económico restringido y con un creciente número de personas que reciben tratamiento año con año es un reto importante que enfrentan los países de la región, incluido México.

“La detección de personas en etapas avanzadas de enfermedad por VIH es causa de la mortalidad aún presente en VIH y ocasiona costos económicos importantes. Dentro de éstos, se incluye la capacidad hospitalaria, la atención de tuberculosis y otras enfermedades oportunistas, y los recursos humanos necesarios para ello”, apuntó.

Agencia Reforma

Opina

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*