Buscan erradicar trabajo infantil en comunidades de Oaxaca y Veracruz

Buscan erradicar trabajo infantil en comunidades de Oaxaca y Veracruz

A partir de los talleres Campos de Esperanza, impulsados por la organización World Vision México, se pretende combatir, prevenir y erradicar el trabajo infantil en las comunidades agrícolas migrantes de municipios de Oaxaca y Veracruz, afirmó Tonatiuh Magos, director de Incidencia Política y Movilización de la asociación.

“El trabajo infantil es una de las condiciones que imposibilita a los niños tener acceso a sus derechos”, dijo.

“Por lo general, un niño que está involucrado en trabajo infantil y en específico en un trabajo infantil peligroso, como es la agricultura, es muy probable que no tenga acceso a derechos de educación, el derecho a salud, claramente está violentado la exposición a agroquímicos, a fauna nociva y también en su derecho a desarrollo”, declaró en entrevista telefónica con Notimex.

De acuerdo al Módulo de Trabajo Infantil 2017 (MTI 2017) levantado en el cuarto trimestre del año pasado, incluido en la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) del INEGI, en ese lapso 11 por ciento de la población, de entre 5 y 17 años, realizó trabajo infantil, es decir, 3.2 millones de niños y adolescentes se involucraron en alguna actividad laboral.

Tonatiuh Magos explicó que este problema social se presenta con mayor frecuencia en comunidades con alto nivel de pobreza, poca retención escolar y con poblaciones que se identifican como indígenas. La iniciativa Campos de Esperanza es financiada por el Departamento del Trabajo del gobierno de Estados Unidos y cuenta con cuatro ejes estratégicos para realizar intervenciones sociales en alrededor de 40 comunidades de ambos estados.

En esta etapa trabajan en los campos azucareros y de café, por lo que coordinan acciones con la Cámara Nacional de la Industria Azucarera y la Confederación Nacional Campesina (CNC), entre otras organizaciones y gobiernos estatales y el federal. “Uno de los ejes es el acompañamiento técnico y fortalecimiento de capacidades en las autoridades y funcionarios públicos de los tres órdenes de gobierno, tanto en la protección integral de niños, niñas y adolescentes como en la portabilidad de los servicios y en la inspección laboral.

“Otro elemento importante es articular y vincular a toda la cadena de valor que lleva al producto final, tanto a productores agrícolas, como a los acopiadores, refinadores, ingenios y hasta el comprador final que pueden ser grandes industrias de transformación”, detalló Magos. Mencionó que otra de las líneas estratégicas que persiguen es aumentar la retención de niñas, niños y adolescentes en la escuela para que estos puedan desarrollar habilidades sociales acordes a su edad.

El último eje, detalló, consiste en modificar los comportamientos culturales por medio de campañas de comunicación en las comunidades. El director de Incidencia Política y Movilización de World Vision destacó que el componente principal del programa son las comunidades agrícolas migrantes, pues aseguró que la población migrante interna es aún más invisible que la internacional; por ello, también se intenta garantizar que se cumplan los derechos de portabilidad de servicios.

El MTI 2017 reportó que en el periodo 2015 a 2017 la tasa de trabajo infantil disminuyó de 12.4 por ciento a 11 por ciento; sin embargo, Magos resaltó que la prevalencia aún es alarmante en algunas entidades.

“Sí hay un retroceso en la mano de obra, unos 600 mil niños se han salido de trabajar; sin embargo, en las comunidades donde nosotros acabamos de levantar registro de línea base y de dirección de beneficiarios, nos arrojan cifras bastante alarmantes a nivel de las comunidades que serán intervenidas”, indicó.

Los datos del INEGI mencionan que en la tasa de trabajo infantil en 2017 Nayarit tuvo la mayor tasa con 19.7 por ciento, mientras que la tasa más baja se observó en Querétaro con 5.3 por ciento. Tonatiuh Magos comentó que la ocupación infantil laboral se presenta en mayor porcentaje en las actividades productivas primarias, como la agricultura, por lo que no sólo existen consecuencias en el desarrollo de los niños, niñas y adolescentes, también la productividad de los sectores se ve afectada. “Las consecuencias son altísimas, tenemos un bono demográfico como país que se está desaprovechando por entrar a mal tiempo a las actividades productivas, es mano de obra poco calificada en unas condiciones laborales muy precarias, esto tiene un impacto directo sobre la productividad digamos en términos económicos del país.

“Si lo vemos a mediano y largo plazo, las implicaciones sobre la productividad van a ser mucho menores; entonces, necesitamos garantizar que estos niños se queden en las escuelas, que estos niños aprendan, para tener mexicanos más productivos y tener una mano de obra mucho más sofisticada”, consideró. Bajo este análisis, World Vision implementa los talleres para combatir la precariedad laboral con presencia de trabajo infantil.

El programa tiene una temporalidad de tres años “calculamos que en 2020 estemos entregando la primera evidencia del éxito de esta intervención”, señaló Magos.

NOTIMEX

Opina

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*