¿Qué es y cómo se mide la inflación en México?

¿Qué es y cómo se mide la inflación en México?

Por la relevancia que tiene el gasto familiar en el gasto agregado de la economía, las variaciones del INPC se consideran una buena aproximación de las variaciones de los precios de los bienes y servicios comercializados en el país

De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), encargado de recopilar la información y hacer la medición quincenal y mensual, los Índices Nacionales de Precios (INP) son indicadores económicos que miden las variaciones de precios a través del tiempo en los bienes y servicios que se consumen en los hogares, así como de los que se producen en el país. Estos índices son utilizados para medir la inflación, como un proceso generalizado y sostenido en el aumento de precios.

La finalidad del Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) es estimar la evolución de los precios de los bienes y servicios que consumen las familias en México.

Origen y desarrollo del INPC
A partir de 1968 se inicia formalmente el cálculo del INPC y se establece por primera vez una base fija de comparación; la base actual de referencia corresponde a la segunda quincena de diciembre de 2010.

Desde el arranque de su medición y hasta junio de 2011, los Índices Nacionales de Precios fueron calculados por el Banco de México. Con la entrada en vigor de la Ley del Sistema Nacional de Información Estadística y Geográfica se otorgó al Inegi la facultad exclusiva en la elaboración de este indicador, por lo que, a partir del 15 de julio de 2011, el Instituto cotiza, analiza, calcula y publica periódica y sistemáticamente los índices INPC e INPP.

Por la relevancia que tiene el gasto familiar en el gasto agregado de la economía, las variaciones del INPC se consideran una buena aproximación de las variaciones de los precios de los bienes y servicios comercializados en el país, de ahí que el principal uso que se hace del INPC es para estimar la inflación, entendida como el crecimiento continuo y generalizado de los precios de los bienes y servicios que se expenden en una economía.

El Inegi enfatiza que es de particular importancia lograr una medición lo más precisa posible de la inflación debido a que es un fenómeno económico altamente nocivo, debido a que:

1. Afecta la estabilidad del poder adquisitivo

2. Perturba el crecimiento económico, al elevar los riesgos de los proyectos de inversión

3. Distorsiona las decisiones del consumo y el ahorro

4. Propicia una desigual distribución del ingreso, y

5. Dificulta la intermediación financiera por el efecto que tiene en las tasas de interés

Dado el número tan grande de artículos de consumo y de los que se producen en una economía moderna, medir las variaciones de precios dentro de ésta es un proceso complejo, porque implica la necesidad de tener una cobertura lo más amplia posible de los gastos que realizan los agentes económicos y de la producción nacional, porque además los precios no cambian simultáneamente, ni avanzan todo el tiempo a la misma velocidad.

Ante la imposibilidad de cotizar la totalidad de los precios de los bienes y servicios que se consumen en México, la construcción de los índices y sus cálculos se realizan con base en procedimientos muestrales, que se apoyan en el principio fundamental de la estadística inferencial, cuyo método es deducir propiedades de una población a partir de una pequeña parte de la muestra.

Características del Índice de Precios al Consumidor
Variables del IPC

Canasta: Bienes y servicios que consumen las familias.

Precios: A los que el consumidor adquiere los bienes y servicios que consume.

Factor de ponderación: Gasto de las familias.

Fuente de la ponderación: Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos de los Hogares.

Número de Genéricos: 283

Periodo de referencia: Segunda quincena de diciembre de 2010

Ámbito de análisis: Consumo de los Hogares

El INPC tiene cobertura geográfica nacional. Las cotizaciones usadas para este cálculo se obtienen de 46 poblaciones urbanas o áreas metropolitanas de más de 20,000 habitantes, procurando una muestra que incluya ciudades pequeñas, medianas y grandes; cada entidad federativa está representada por al menos una ciudad, en tanto que el cálculo y su divulgación se hace quincenal y mensualmente.

Los bienes y servicios de ambos índices tienen cotizaciones semanales, quincenales, mensuales y semestrales, según el tipo de genérico de que se trate y los específicos que lo componen. Por ejemplo, los alimentos, bebidas y tabaco tienen cotizaciones semanales; restaurantes, servicios de internet, libros y automóviles se cotizan quincenalmente; los colegios se visitan y cotizan una vez al mes, y, las rentas de casa habitación se cotizan semestralmente.

Proceso de medición de la inflación
El proceso de cálculo de los Índices Nacionales de Precios se puede resumir en siete etapas, las cuales se describen en los siguientes puntos:

1. Selección de Fuentes de Información: Para garantizar la representatividad de los precios que se utilizan en el cálculo de los índices, en primera instancia se lleva a cabo una selección de las fuentes de información por parte de los Supervisores en coordinación con los Investigadores de Precios. Estás fuentes son seleccionadas de directorios especializados.

2. Cotización de Productos Específicos: Elegidos los establecimientos, los Investigadores de Precios distribuidos en todo el país dan seguimiento recurrente a los productos específicos más representativos. La selección de los productos específicos se realiza con la ayuda de la fuente de información.

3. Captura y envío: Una vez que se dispone de todas las cotizaciones a nivel nacional, éstas son concentradas en la oficina central para realizar el proceso de cálculo.

4. Análisis y crítica de la información: Concentrada la información en la Ciudad de México, los precios que se recaban pasan por un proceso de revisión por los Supervisores y, si es necesario, de verificación de parte de los Investigadores de Precios. Mediante este procedimiento se garantiza que las cotizaciones que se utilizan en el cálculo sean las correctas.

5. Cálculo de los Índices: Concluidos y aprobados los procesos anteriores se procede al cálculo, para lo cual se utiliza el método de ponderaciones fijas de Laspeyres.

6. Revisión y validación de los resultados: Antes de ser liberados los resultados se realizan reuniones de trabajo para verificar la consistencia de los mismos. Las verificaciones incluyen comparaciones con otros indicadores de precios.

7. Publicación: Se presenta un comunicado de prensa en el que se resume el comportamiento de los índices de precios, se divulga en la página Web y para el caso del INPC se publican en el Diario Oficial de la Federación.

luis.caballero@eleconomista.mx

con información de El Economista

Opina

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*