Una oficina regional en Polonia quiere que se incluya dos fragmentos del muro que aislaba el Gueto de Varsovia en una lista de monumentos históricos.

La propuesta publicada el martes dice que el muro de ladrillos rojos en el número 53 de la calle Sienna debería ser protegido como testigo de la historia para las futuras generaciones.

La declaración de monumento brindaría protección legal a un “recuerdo histórico singular, invalorable para los judíos y la nación polaca”.

La decisión puede ser apelada.

El muro fue construido en 1940, cuando los nazis alemanes aislaron la zona de Varsovia que llamaron “distrito judío”. Medía cuatro metros de altura, contando un metro de alambre de púas que lo coronaba. Unos 400.000 habitantes murieron ahí o en el campo de exterminio de Treblinka.

Los alemanes destruyeron el gueto y la mayor parte del muro en 1943. La Insurrección del Gueto fue aplastada en mayo de ese ay casi todos los combatientes murieron.

AP

Opina