El panorama que presenta la organización contrasta con la versión de las autoridades de Japón, que hablan de una progresiva vuelta a la normalidad

La organización ecologista Greenpeace denunció hoy la presencia de niveles excesivos de radiactividad en áreas próximas a la accidentada central nuclear japonesa de Fukushima que han sido reabiertas a la población.

En un informe publicado hoy, basado en las mediciones realizadas por la propia organización, señala que muchas de estas áreas se encuentran en situación de “emergencia radiológica” a pesar de que el Gobierno japonés ha levantado las restricciones de acceso a las mismas tras años de limpieza y descontaminación radiactiva.

El panorama que presenta Greenpeace contrasta con la versión de las autoridades de Japón, que hablan de una progresiva vuelta a la normalidad en estas zonas afectadas por la catástrofe nuclear desatada por el terremoto y tsunami del 11 de marzo de 2011.

SA

Por: EFE

Opina