La inquietud del organismo se debe al creciente patrón de intimidación y represalias en contra de quienes defienden los derechos de los migrantes

Expertos en derechos humanos de Naciones Unidas exhortaron el miércoles a Estados Unidos para que proteja de la deportación a activistas pro inmigrantes, y expresaron preocupación por un creciente patrón de intimidación y represalias contra personas que defienden los derechos de los migrantes.

Un grupo perteneciente a la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos de la ONU, con sede en Ginebra, indicó a través de un comunicado que los procedimientos de deportación en contra de la activista Maru Mora Villalpando, del área de Seattle, parecen una venganza por su labor política.

El avisarle a la gente de los procedimientos de deportación en su contra parece formar parte de un creciente patrón de intimidación y de represalias contra personas que defienden los derechos de los migrantes en Estados Unidos, se afirma en el comunicado. Agregaron que la gente que labora para proteger los derechos de los inmigrantes no debe ser silenciada.

El Servicio de Control de Inmigración y Aduanas de Estados Unidos (ICE por sus siglas en inglés) ha negado repetidas veces que esté actuando en represalia.

Mora Villalpando, nacida en México y activista veterana en pro de los inmigrantes retenidos en el Centro de Detención del Noroeste en Tacoma, de operación privada, ha vivido en Estados Unidos desde 1996. Dijo que se le ordenó comparecer ante una corte migratoria, a pesar de que nunca ha tenido alguna interacción con agencias del orden que pudiera haber generado un proceso de deportación.

La agencia “no se enfoca en extranjeros presentes ilegalmente para su arresto con base en posiciones de activismo que ejerzan o en represalia por comentarios críticos que hacen”, dijo Matthew Albence, director ejecutivo asociado del ICE para operaciones de ejercicio y expulsión, en un comunicado enviado por correo electrónico el miércoles.

Indicó que cualquier insinuación de que se les tenga como blanco “es irresponsable, especulativa e inexacta”, y agregó que el ICE enfoca sus recursos policiales en los que representan una amenaza a la seguridad nacional, a la seguridad pública y a la seguridad fronteriza.

Pero, agregó Albence, “el ICE ya no hará exenciones en clases o categorías de extranjeros que puedan ser deportados de su potencial aplicación”. Cualquiera que viole las leyes de inmigración puede estar sujeto a ser arrestado, detenido y retirado de Estados Unidos, afirmó.

Mora Villalpando dirige una organización llamada Northwest Detention Center Resistance, la cual fue creada en 2014 cuando los inmigrantes detenidos en la cárcel privada de Tacoma comenzaron una serie de huelgas de hambre para protestar por el trato recibido.

“Estamos extremadamente felices de ver que la ONU hace una declaración a nuestro favor, no sólo en mi caso, sino también por otros defensores de los derechos humanos”, dijo Mora Villalpando.

Un juez federal de Nueva York también expresó una “grave preocupación” de que el activista Ravi Ragbir sea blanco de deportación debido a su activismo.

Por: AP

Opina