Inmujeres planteó vincular a todos los poderes a nivel estatal para obtener resultados en la implementación de alertas de género

El Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres) reconoció que la alerta de género en las entidades no funciona, por lo que planteó modificaciones en su instrumentación para tener resultados en detener la violencia hacia las mujeres.

Pablo Navarrete, coordinador de Asuntos Jurídicos de Inmujeres, señaló que uno de los errores de la alerta es que solo se dirige a los ejecutivos estatales y se deja de lado a los poderes judiciales y legislativo, así como a los presidentes municipales.

En el foro Alerta de Género ¿Qué sigue? en la Cámara de Diputados, destacó que una alerta de género debe dirigirse a todos los niveles de gobierno.

El funcionario federal destacó que el seguimiento a las alertas de género en 14 entidades no ha dado resultado por que no se han vinculado todos los poderes a nivel local.

“Es una debilidad si solo se dirige al Ejecutivo, porque los demás poderes alegan a su autonomía y los municipios tampoco hacen nada”, mencionó.

Propuso que haya una reforma legal para que una alerta de género se dirija a todos los niveles de gobierno y a todos los poderes locales, o cualquier otro ente gubernamental que esté involucrado con el cumplimiento de medidas de atención.

Citó que las medidas tampoco tienen un carácter emergente.

“La alerta ha sido un recordatorio de que la obligación es incumplida en los estados”, citó ante diputadas de la Comisión de Igualdad de Género.

Explicó que las alertas de género enfrentan el problema de que no se aplica el mismo criterio sobre cómo investigar los crímenes de género, por lo que se suelen aplicar medidas ordinarias y no emergentes.

Recomendó que en todas las entidades se aplique la Norma Oficial Mexicana 046.

También expresó que, en su opinión no sería operable una alerta de género a nivel nacional, debido a las deficiencias que existen a nivel local.

Recordó que las cinco entidades con más violencia de género son Colima, Guerrero, Zacatecas, Chihuahua y Morelos.

Destacó que Chihuahua es la única de ese grupo que no tiene ninguna solicitud de alerta de género, a pesar de que Ciudad Juárez y Chihuahua capital son de los más violentos.

También sugirió a los legisladores revisar la temporalidad de las alertas y la posibilidad de hacerlas vinculantes, a fin de obligar a las entidades a cumplir con medidas de emergencia y de largo plazo para reducir la violencia contra las mujeres en sus territorios.

“Tenemos que poner pazos a la alerta para que los estados tengan la claridad de cumplir medidas de corto y mediano plazo”, detalló en su participación.

Agencia Reforma

Opina