Niega 60% de familias donar órganos

Niega 60% de familias donar órganos

Más de la mitad de las familias rechaza donar los órganos de su ser querido fallecido argumentando que nunca expresó su voluntad de hacerlo.

En 2017, el 60 por ciento de los familiares a quienes se solicitó autorización para donar los órganos de su ser querido fallecido dio una respuesta negativa, señaló Aczel Cedillo Sánchez, Coordinador Nacional de Trasplantes del ISSSTE.

Este dato pertenece al Centro Nacional de Trasplantes (Cenatra) y pone de manifiesto por qué es importante que las personas informen en vida si desean donar sus órganos tras su deceso, explicó el especialista en un comunicado.

Aunque en la mayoría de las encuestas públicas, las personas dicen estar dispuestas a donar, uno de los argumentos más frecuentes para no hacerlo es que la persona fallecida nunca comunicó a la familia su deseo de donar, sostuvo.

La donación de órganos es necesaria porque existen enfermedades crónicas que sólo pueden curarse con un trasplante, como la insuficiencia renal crónica, detalló.

Pese a que en el ISSSTE, de 2015 a la fecha, aumentaron 170 por ciento los trasplantes renales realizados y en 300 por ciento la donación de órganos, aún no es suficiente para atender a todos los pacientes con insuficiencia renal.

Esta enfermedad es la segunda que más cuesta atender en el sector salud, después de la diabetes, y es equiparable a los gastos por cáncer, expuso.

En 2015, el ISSSTE invirtió 4 mil 500 millones de pesos en la atención de pacientes con insuficiencia renal crónica, la cual incluye terapias de sustitución renal e internamientos.

Cedillo Sánchez indicó que, actualmente, 600 pacientes de este instituto con ese padecimiento están en lista de espera para obtener un riñón y 11 mil reciben diálisis peritoneal y hemodiálisis.

Sin embargo, dichas terapias sustitutas no son capaces de realizar todas las funciones complejas que hace el riñón, subrayó en el marco del Día Mundial del Riñón que se conmemora este 8 de marzo.

“La insuficiencia renal crónica es considerada la nueva pandemia del mundo, ya que es una de las tres principales causas de mortalidad en población económicamente activa, (pues) afecta principalmente a individuos de entre 45 y 55 años de edad y figura entre los primeros motivos de incapacidad laboral en personas jóvenes”, apuntó.

El médico dijo que, en México, no se ha logrado abatir la incidencia de este mal, a pesar de que se han impulsado iniciativas para prevenirla.

Esto se debe, expuso, a que el 50 por ciento de los casos de insuficiencia renal crónica está asociado a diabetes mellitus, hipertensión arterial, sobrepeso y obesidad, padecimientos con alta incidencia en el País.

Otros factores que influyen en el desarrollo de esta enfermedad son el envejecimiento de la población, la persistencia de hábitos higiénico-dietéticos no saludables y la falta de activación física.

En tanto, Florentino Castro López, director general del ISSSTE, agregó que en la mitad de los pacientes afectados por este mal no se encuentran causas definidas.

Opina

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*