El gremio proyecta hacer una huelga nacional para exigirle al Gobierno federal una mesa nacional de negociación

La Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) estallará en abril y mayo paros de labores en los que participarán, principalmente, maestros de Oaxaca, Chiapas, Guerrero y Michoacán.

En su quinto Congreso Nacional Extraordinario, que se realizó este fin de semana, la CNTE determinó no acudir a clases por 48 horas los días 9 y 10 de abril.

En tanto que para el 30 de abril iniciarán un paro de 72 horas, hasta el 2 de mayo.

El gremio proyecta hacer una huelga nacional en mayo para exigirle al Gobierno federal una mesa nacional de negociación.

Los profesores disidentes también demandarán la abrogación de la reforma educativa, reinstalación de los 586 cesados en el país y plazas automáticas para los egresados normalistas.

“La jornada de lucha 2018, incluyendo la huelga magisterial nacional, es ineludible y es una necesidad para dar continuidad a la batalla contra las reformas estructurales”, expuso la CNTE en la declaración política del Congreso.

También se explica que apoyan la libre militancia en apego a los principios de la Coordinadora.

Los docentes desconocieron a Juan Díaz de la Torre como líder del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), y seguirán en la ruta de democratización del gremio.

Por Agencia Reforma

Opina